El tiempo en: Valencia
Jueves 22/02/2024
 

Andalucía

El desconocido cambio climático subterráneo, una clave determinante en nuestro día a día

Se trata de una faceta menos evidente pero igualmente impactante del cambio climático global

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Cambio climático.

Mucho se ha hablado en los últimos años sobre el cambio climático y su impacto en nuestra vida diaria y en nuestro hogar, el planeta Tierra. Se han dedicado extensos análisis y numerosas discusiones en los principales foros, así como en las innumerables reuniones de los distintos gabinetes gubernamentales que buscan equilibrar el progreso y la mitigación de la contaminación.

Entre las muchas teorías, variables y conceptos que ya han permeado gran parte de la opinión pública, existe uno que escapa a la comprensión de muchas personas: el desconocido cambio climático subterráneo. Se trata de una faceta menos evidente pero igualmente impactante del cambio climático global.

Mientras las discusiones se centran en las emisiones de gases de efecto invernadero y las estrategias para reducir la contaminación, este fenómeno subterráneo se manifiesta en las capas de suelo, los cuerpos de agua subterráneos y otros elementos cruciales que influyen en el equilibrio climático terrestre.

A la hora de definirlo podemos decir que se refiere a las transformaciones que ocurren debajo de la superficie terrestre, en suelos, capas de hielo y acuíferos, que son fundamentales para el equilibrio climático y los sistemas naturales de la Tierra.

Uno de los aspectos más destacados es la descongelación de la permafrost, una capa de suelo permanentemente congelada que se encuentra en regiones polares y subpolares.

A medida que las temperaturas globales aumentan, la permafrost se descongela, liberando cantidades significativas de gases de efecto invernadero almacenados, como el metano y el dióxido de carbono. Esto crea un preocupante ciclo de retroalimentación positiva, ya que la liberación de estos gases contribuye aún más al calentamiento global.

Otro aspecto crítico es la alteración de los recursos hídricos subterráneos. El cambio climático puede modificar la recarga y descarga de los acuíferos, afectando la disponibilidad de agua dulce para consumo humano, agrícola e industrial. Además, las sequías prolongadas y las lluvias intensas, vinculadas al cambio climático, también influyen en la cantidad y calidad de los recursos hídricos subterráneos.

Estas transformaciones subterráneas tienen consecuencias significativas para diversos aspectos de la vida cotidiana. Desde amenazas para la seguridad alimentaria hasta la afectación de la infraestructura en regiones árticas debido a la pérdida de estabilidad del suelo, el cambio climático subterráneo puede impactar directamente en la calidad de vida de las comunidades y en la sostenibilidad de los ecosistemas.

Es fundamental abordar este aspecto menos visible del cambio climático mediante la investigación científica, políticas ambientales efectivas y la promoción de prácticas sostenibles. La comprensión de estos fenómenos subterráneos no solo es crucial para mitigar los impactos negativos, sino también para proteger la salud de nuestro planeta y las generaciones futuras.

En un estudio publicado en Nature Geoscience, se revela que el cambio climático está afectando los patrones de temperatura y humedad del suelo en diversas regiones del mundo. Esto, a su vez, tiene repercusiones en la flora y fauna subterráneas, alterando los ecosistemas que dependen de condiciones específicas.

Sin embargo, Nature no es la única fuente que aborda este tema. Un informe de la Universidad de Stanford destaca cómo el aumento de las temperaturas superficiales está provocando cambios en la permafrost, el suelo permanentemente congelado en las regiones polares. A medida que la permafrost se descongela, se liberan grandes cantidades de gases de efecto invernadero, exacerbando el calentamiento global.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) también ha identificado que el cambio climático subterráneo afecta los recursos hídricos subterráneos, cruciales para la seguridad hídrica en muchas partes del mundo. Este fenómeno podría tener consecuencias directas en la disponibilidad de agua potable.

¿Pero cómo impacta en nuestro día a día este concepto para muchos desconocido?

Son muchas las variantes que se ven afectada por esta variable del cambio climático, pero muy a grandes rasgos se podrían dividir en tres núcleos:

En la Seguridad Alimentaria: Los cambios en la temperatura y humedad del suelo pueden afectar la productividad agrícola, comprometiendo la seguridad alimentaria. Regiones agrícolas clave podrían enfrentar desafíos en la producción de cultivos esenciales, lo que podría tener un impacto directo en los precios y la disponibilidad de alimentos.

En las amenazas para la infraestructura: La descongelación de la permafrost puede debilitar la infraestructura en regiones árticas, incluyendo carreteras y edificaciones. Este fenómeno ya ha sido observado en lugares como Alaska y Siberia, donde estructuras sólidamente construidas se ven amenazadas por la pérdida de estabilidad del suelo.

En los cambios en la disponibilidad de agua potable: Las alteraciones en los recursos hídricos subterráneos pueden afectar la disponibilidad de agua potable en áreas densamente pobladas. Ciudades y regiones que dependen en gran medida de fuentes subterráneas podrían enfrentar desafíos para satisfacer la demanda creciente en un escenario de cambio climático subterráneo.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN