El tiempo en: Valencia
Martes 05/03/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Granada

Estudian posibles usos complementarios del acelerador de partículas para radiofármacos

El radioisótopo es un átomo con un exceso de energía nuclear, lo que lo hace inestable

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El acelerador de partículas. -

El acelerador de partículas Ifmif-Dones, que está previsto construir en Escúzar, podría abastecer a los hospitales españoles del radioisótopo más utilizado en la diagnosis de enfermedades, el molibdeno-tecnecio, según investigadores de la Universidad de Granada y del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas.

El radioisótopo es un átomo con un exceso de energía nuclear, lo que lo hace inestable.

Según la investigadora Elena López Melero, que realiza su tesis doctoral sobre uso de Ifmif-Dones para medicina nuclear para diagnóstico y terapia, actualmente estudian una reacción distinta a la convencional utilizada en los reactores nucleares que abastecen hoy día a los hospitales.

"Esta ruta de producción solo es accesible en instalaciones con alto flujo energético de neutrones, como Ifmif-Dones", señala.

De esta manera, agrega, se potencian las aplicaciones secundarias con origen en esa instalación, como la producción de radiofármacos para los hospitales, con independencia del cierre o desabastecimientos de las centrales nucleares.

Además, se podría hacer sin interferir en el normal funcionamiento de la instalación.

Por su parte, Javier Praena, profesor de la Universidad de Granada y director de la tesis de López, añade que el objetivo es utilizar los neutrones sobrantes para aplicaciones médicas.

Éste es un trabajo sobre el radioisótopo más utilizado a nivel mundial que demuestra las posibilidades de Ifmif-Dones para generar I+D+i en medicina nuclear, contribuyendo así a la sostenibilidad de la instalación, explica.

El molibdeno-tecnecio se utiliza en más del 80 % de las pruebas clínicas de diagnóstico por imagen de enfermedades oncológicas y neuronales pero solo se produce en seis reactores nucleares en todo el mundo, ninguno de ellos en España.

En la actualidad, todo el utilizado en los hospitales españoles proviene de un reactor localizado en Holanda. Semanalmente se suministran entre uno y dos generadores de Molibdeno-Tecnecio a cada hospital.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN