Quantcast
El tiempo en: Valencia
29/01/2023
 

Valencia

Inmovilizan más de 20.000 botellas de bebidas alcohólicas por fraude a Hacienda

La Guardia Civil y el Servicio de Vigilancia Aduanera han inmovilizado 20.231 botellas por fraude a la normativa sobre impuestos especiales en la Comunitat

Publicidad Ai

Solo en un almacén de la comarca alicantina de la Marina Alta, la cantidad defraudada a la Hacienda Pública ascendería a 30.000 euros y el material inmovilizado en una nave de Riba-roja de Túria (Valencia) tendría un precio de venta al público de 138.765 euros, según un comunicado de la Guardia Civil.

La investigación de este caso surgió tras la información que recibió la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante en septiembre pasado por parte del Servicio Fiscal del Instituto Armado de Barcelona según la cual se habían detectado infracciones de esa índole tras diversas inspecciones realizadas en comercios de venta al público de bebidas alcohólicas en esa provincia.

De los datos recabados se desprendía la implicación en este fraude de una destilería de bebidas alcohólicas radicada en la comarca alicantina de la Marina Alta, hecho que fue comunicado a la Agencia Tributaria, como órgano competente en materia de impuestos especiales.

En una primera fase del operativo, la Guardia Civil y el Servicio de Vigilancia Aduanera inspeccionaron el pasado 26 de septiembre una fábrica y un almacén en la Marina Alta, así como una tienda de venta al público de bebidas alcohólicas en el municipio alicantino de Ondara. Todos estos establecimientos pertenecen al mismo grupo empresarial.

En esta actuación fueron halladas botellas de bebidas alcohólicas sin las preceptivas marcas fiscales y bebidas con etiquetado fraudulento en cuanto a lote, graduación o capacidad, además de un importante número de cascos de botellas vacías portando precintas, en perfectas condiciones de ser reutilizadas. Adicionalmente se descubrió un habitáculo oculto, adyacente a una nave.

En una segunda parte de la operación, llevada a cabo el pasado 11 de noviembre, se registraron catorce establecimientos en la Comunitat Valenciana: Benidorm (5), Calpe (2), Benissa (1), Finestrat (1), Ondara (1), Navarrés (1), Ribarroja (1), Onda (1) y Torreblanca (1). En estas inspecciones participaron unidades del Servicio Fiscal de la Guardia Civil, del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y de la Policía Judicial del instituto armado.

En la práctica totalidad de estas inspecciones fueron descubiertas irregularidades en materia de impuestos especiales análogas a las constatadas en las intervenciones efectuadas con anterioridad en la Marina Alta.

Según la nota de prensa, esta actuación "tiene gran importancia" tanto por el fraude fiscal destapado en el ámbito de los impuestos especiales sobre bebidas alcohólicas como por la protección de los consumidores y en la lucha contra la competencia desleal, en perjuicio del comercio legal de este tipo de productos.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN