El tiempo en: Valencia
Lunes 24/06/2024
 

Valencia

Competición cierra la Grada Kempes durante cinco partidos

Cree que "se trata de hechos intolerables, que merecen el mayor reproche social, político y, cuando corresponda, jurídico"

Publicidad Ai Publicidad Ai
Cargando el reproductor....

El Comité de Competición de la RFEF ha sancionado este martes al Valencia con el cierre de la Grada Kempes durante cinco partidos por los insultos al jugador del Real Madrid Vinicius durante el partido entre ambos equipos de la trigésima quinta jornada de LaLiga Santander.

El comité explica que tras ver el acta arbitral y el informe realizado por el Oficial Informador, la denuncia del Director de Integridad de la Real Federación Española de Futbol, la denuncia de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, así como el escrito de alegaciones formulado por el Real Madrid, "se han constatado una serie de hechos, todos ellos acreditados por las correspondientes pruebas videográficas".

Competición recuerda que "con carácter previo al inicio del partido, con ocasión de la entrada de los jugadores en Mestalla, tras bajar del autobús del Real Madrid, cientos de seguidores que se apostaban en los alrededores coreaban el cántico 'Eres un mono... Vinicius eres un mono... eres un mono, Vinicius eres un mono'".

"Durante la disputa del partido, en el minuto 71, tal y como consta en el Acta del Árbitro, desde la grada Mario Kempes se lanzan varios objetos. El árbitro del partido acudió al área técnica para solicitar al delegado de campo que avisara por la megafonía del estadio que cesara el lanzamiento de objetos. Mientras el árbitro se encuentra en el área técnica se produce el incidente con el jugador del Real Madrid Vinicius Junior".

"Consta asimismo en el acta arbitral lo siguiente: Insultos racistas: En el minuto 73 un espectador desde la grada sur 'Mario Kempes' se dirigió al jugador Nº20 del Real Madrid, Vinicius José De Oliveira Do Nascimiento, gritándole "Mono, mono", por lo que se activó el protocolo de racismo, avisando al delegado de campo para que hiciesen el correspondiente aviso por megafonía", narra el comité.

"El encuentro estuvo detenido hasta que dicho anuncio se emitió por la megafonía del estadio 3. En ese momento, Vinicius señaló a uno/varios espectadores de la Grada Mario Kempes indicando: 'me ha llamado mono' y haciendo gestos con las manos emulando a un mono", agrega.

Mientras ocurre dicho incidente, Competición narra que "se corean disantos cánticos. Entre ellos, está el siguiente: 'Madridistas hijos de puta'. Además, un espectador gritó lo siguiente: 'Puto negro que eres un idiota', 'me cago en tus muertos hijo de puta', 'Vinicius idiota', 'puto negro hijo de puta', 'Vinicius perro (...) hijo de puta', 'mono que eres un puto mono'".

"A continuación se produce el siguiente cántico grupal: 'tonto, tonto'. Tras lo anterior se produce otro cántico emulando el sonido de mono: 'Uh, uh, uh'. Tras la expulsión en el minuto 90, se produce un cántico generalizado por toda la grada de 'mono, mono' que transiciona a 'tonto, tonto'", continúa.

El comité entiende que "ninguna duda cabe albergar acerca de que el Ordenamiento Jurídico español se ha dotado de una normativa legal y reglamentaria, con cobertura constitucional, en virtud de la cual las conductas violentas, racistas, xenófobas e intolerantes tienen respuestas sancionadoras en el orden penal y administrativo".

Cree que "se trata de hechos intolerables, que merecen el mayor reproche social, político y, cuando corresponda, jurídico".

Competición entiende que "ha quedado constatado, en definitiva, el intolerable carácter racista de parte de los cánticos que fueron coreados, dentro y fuera del campo, por una parte de los aficionados".

"Este Comité considera que ha quedado evidenciado que, a pesar de los esfuerzos que viene desplegando el club expedientado, que el mismo no ha sido lo suficientemente diligente en la implementación efectiva de todas aquellas medidas que son necesarias para erradicar este tipo de comportamientos y para mitigar sus efectos una vez que se producen", indica.

Por ello, impone al Valencia una sanción de clausura parcial del recinto deportivo por un período de cinco partidos y una sanción pecuniaria de 45.000 euros por la comisión de las infracciones muy graves tipificadas en los artículos 69.1.c), 69.2.d) y 76.1 del Código Disciplinario de la RFEF.

La clausura parcial afectará a la denominada Grada Kempes, y se cumplirá con arreglo a lo dispuesto en el artículo 57.1 del Código Disciplinario de la RFEF.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN