El tiempo en: Valencia
Jueves 22/02/2024
 

Valencia

El Nou Mestalla: hasta 70.000 de aforo y reducción de fachada, parking y coste

El club ha presentado al Ayuntamiento de València un nuevo proyecto para terminar el estadio y que pueda ser sede del Mundial 2030

Publicidad AiPublicidad Ai
  • El Nou Mestalla, en obras. -

El Valencia ha presentado al Ayuntamiento de València un nuevo proyecto para terminar el Nou Mestalla y permitir a la ciudad ser sede del Mundial 2030 que contempla un aforo inicial de 66.005 mil espectadores que podría llegar hasta 70.016, una mejor cubierta y una reducción general de su presupuesto al haber menos fachada y menos plazas de aparcamiento.

Según el proyecto al que tuvo acceso EFE, y que adelantaron Las Provincias y Onda Cero, el club reduciría costes y pasaría de invertir 122,2 millones de euros en lo que queda de obra a gastarse 119 millones, a los que habría que sumar el beneficio de la constructora y sus gastos así como los impuestos. Hace dos meses, la presidenta Layhoon Chan afirmó que el Valencia ya había invertido cerca de 170 millones y que costaría otros tantos acabar el proyecto.

La alcaldesa de València, María José Catalá, aseguró recientemente que el club recibiría la licencia para retomar las obras en este primer trimestre, aunque la operación está también pendiente de la aprobación por el consistorio de unas 'fichas urbanísticas' que detallan los beneficios urbanísticos del club al hilo de la ATE que se caducó en su día.

No obstante, ni Vox, socio del PP en el gobierno municipal, ni Compromís y el PSOE se muestran de momento dispuestos a hacerlo. En el caso de los partidos de la oposición por no tener información de lo que creen que se ha negociado con el club y porque creen que se debe hacer de manera paralela al convenio de relación con el club y de uso compartido del recinto.

Reducción en fachada y estructura, aumento en la cubierta

El aforo establecido en este nuevo proyecto permitiría albergar “grandes finales o campeonatos internacionales” y asegura cumplir con el estándar de calidad que establece la UEFA para alojar eventos de primer nivel tanto de clubes como de selecciones. El proyecto contempla diversas fases y la primera arrancaría con 66.005 asientos y con unas terrazas para ver el campo.

El proyecto abarataría costes en la estructura de hormigón, en las plazas de aparcamiento, que pasarían de casi 3.500 a unas 1.000, y en una fachada que sería mucho más simple. El Valencia contempla que la estructura de hormigón pase de costar 29,6 millones de euros a 23,8 millones, lo que supondría un ahorro de casi seis millones para las arcas del Valencia, una reducción que también incluye para la fachada, en la que se gastaría 9 millones y no 12,5.

Esta nueva fachada, más barata que la anterior, haría que el Nuevo Mestalla evolucionara "hacia un estadio mucho más abierto a la ciudad, donde el espectador se puede asomar a la misma a través de sus fachadas y los paseos superiores" a través de balcones, en un conjunto que "supone una simplificación formal importante pero también esta misma sencillez está dotada de una potencia indiscutible", según el informe.

El texto sostiene que el estadio es "mucho más abierto, más 'mediterráneo' en su concepción y podría fácilmente entenderse como una evolución del esquema del templo clásico de cubierta sobre columnas… el 'tholos' griego tan relacionado con el mar que baña la ciudad de València".

El Valencia, no obstante, sí que apuesta por invertir más en la cubierta, en la que pasaría de gastarse 15 millones a un total de 28, debido a que esta sería "el elemento de mayor complejidad tecnológica del edificio", a pesar de que sólo cubriría, por el momento, el segundo y el tercer anillo, dejando a la intemperie el primero.

"Dado el tamaño de la misma, unos 41.000 metros cuadrados, para lograr la extrema ligereza y esbeltez de los elementos estructurales se han usado los modelos matemáticos más avanzados. En esta cubierta el funcionamiento estructural es 'sencillo', como si se tratase de una enorme rueda de bicicleta colocada en horizontal con cincuenta pilares de acero sosteniendo un conjunto formado por dos anillos estructurales", incide el informe.

Así, subrayan que el anillo exterior sería "el estructuralmente más poderoso, pues cuenta con vigas de acero de gran grosor que trabajan fuertemente comprimidas", mientras que un segundo anillo interior estaría formado por un conjunto de cables de acero "divididos en dos niveles trabajando fortísimamente traccionados".

"El proyecto de la nueva cubierta de inicio no supone una cubrición completa de la grada baja, (los estándares de UEFA para grandes eventos recomiendan cubrir un mínimo del 75 % de la grada) pero cuenta con una posible ampliación hacia el interior de un anillo de policarbonato sobre estructura de acero que se soportaría en el anillo de tracción y que se puede realizar de manera independiente a la cubierta principal", inciden.

La pista de atletismo, montable y desmontable sobre el primer anillo

El proyecto sostiene que en el caso de la pista de atletismo con la que contaba el Nou Mestalla desde su primer proyecto, esta pista sería montable y desmontable sobre el primer anillo: "El proyecto siempre ha contemplado la posibilidad de realizar el cambio de uso a modo Atletismo creando una gran plataforma con una estructura auxiliar que colmataría toda la grada baja".

"Se ha diseñado un conjunto de gradas superiores con una visibilidad excelente que tanto funcional como geométricamente es apto para alojar las pistas deportivas para una competición de la IAAF. Igualmente, la estructura principal de hormigón ejecutada cuenta con sobrecargas que a priori pueden requerir dicha plataforma futura", asevera el texto, que incide en que el sistema ya ha sido probado en Wembley o en Hampden Park.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN