El tiempo en: Valencia
Lunes 24/06/2024
 

Valencia

El alzireño ingresado en la UCI en Cancún podría pasar este fin de semana a planta

"Cada día estamos más contentos de su evolución", ha señalado al cuñada del joven, Marta Parada, ya que "está consciente y conoce a todos"

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Adrián Fernández y Sofía Parada. -

El joven valenciano ingresado en la UCI de un hospital de Cancún (México) desde el pasado 5 de mayo evoluciona favorablemente y este fin de semana podría pasar a planta, según ha informado la familia, que espera con ello reducir los gastos médicos.

"Cada día estamos más contentos de su evolución", ha señalado al cuñada del joven, Marta Parada, ya que "está consciente y conoce a todos", y aunque todavía requiere respiración asistida los médicos les han comunicado que podría abandonar la UCI "entre hoy y mañana".

Sobre la posibilidad de su traslado a España, Parada ha indicado que habrá que esperar hasta que pueda viajar en un avión convencional.

Según ha señalado, la familia ya ha descartado la posibilidad de un avión medicalizado. "Desde el consulado nos han ofrecido un médico que acompañaría a Adrián en un vuelo convencional", informa Parada.

Esperan también que con su traslado a planta reduzca los gastos hospitalarios, que superaban los 8.000 euros diarios.

Marta Parada, en nombre de la familia, ha agradecido las donaciones y muestras de solidaridad que han recibido, sobre todo del municipio de Alzira (Valencia) donde residen, que este fin de semana ha vuelto a organizar actividades deportivas y culturales para recaudar dinero.

El hombre, Adrián Fernández, y su mujer, Sofía Parada, se encontraban de luna de miel en un hotel en Cancún junto a su hijo de 7 años cuando sufrió un corte de digestión en la piscina y un ahogamiento posterior que le provocó una parada cardiorrespiratoria.

Los socorristas consiguieron reanimarlo y fue trasladado al hospital más cercano, situado a una hora de distancia del hotel, donde ingresó en estado crítico, y desde donde se le trasladó posteriormente a otro centro hospitalario con coma inducido.

Dos días después de su ingreso, el seguro médico que tenía contratado la pareja para el viaje les informó de que habían superado el máximo permitido por la póliza, unos 25.000 euros, y ya no se podían hacer cargo de los gastos.

La familia abrió la cuenta "Pesadilla familiar en Cancún" en la plataforma GofundMe para recaudar fondos y se planteó pedir préstamos bancarios al no poder asumir el coste. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN