Quantcast
El tiempo en: Valencia
Miércoles 29/11/2023
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Valencia

La víctima de una violación grupal en Benidorm cree que le echaron droga en la bebida

La víctima se despertó tumbada boca abajo en el asiento trasero de un coche con el mono que portaba desabrochado y con las piernas fuera del vehículo

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Vista general del juicio en la Audiencia Provincial de Alicante -

La turista británica víctima de una violación grupal en un descampado aledaño a la zona de las discotecas de Benidorm, el 1 de octubre de 2016, ha señalado en el juicio, mediante videoconferencia desde el Reino Unido, que cree que le echaron algún tipo de droga en la bebida, lo que pudo hacer que quedara inconsciente.

Así lo ha afirmado en el juicio que se sigue en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Alicante contra tres hombres considerados autores de la agresión sexual, un español y dos magrebíes, que han defendido su inocencia pese a lo cual la fiscalía pide doce años y tres meses de prisión por tres delitos continuados de agresión sexual y otro de robo por la sustracción de un reloj y de un anillo que portaba la víctima (valorado en 497 euros).

La víctima ha asegurado que no recordaba con precisión al estar inconsciente pero ha contado que estaba de celebración familiar en un pub de la zona de Levante de Benidorm y que sí sabe que una persona se la llevó en el momento en el que había salido para fumar en la calle.

Lo siguiente es que despertó tumbada boca abajo en el asiento trasero de un coche con el mono que portaba desabrochado y con las piernas fuera del vehículo, y que en ese momento vio a “tres o cuatro hombres” que estaban en el exterior del coche.

Ha relatado que salió y que en ese instante uno de los hombres le dijo que lo sentía, y que más tarde empezó a caminar y logró que alguien le parase un taxi para volver al hotel, donde contó lo sucedido a su madre y acudieron a la Policía para presentar denuncia.

Respecto a las causas por las que se encontraba inconsciente, ha apuntado que alguien pudo introducir droga en su bebida y sólo ha admitido haber bebido tres o cuatro combinados con alcohol. Ha agregado que cuando recuperó la consciencia no sabía si alguien la había penetrado, pero sí que sentía dolor en sus órganos sexuales y en sus piernas.

Durante la vista solo uno de los procesados, de nacionalidad española, ha admitido a su abogado que había mantenido relaciones sexuales con la víctima, pero que estas fueron consentidas y por “iniciativa de ella”, en un momento en el que los otros dos procesados habían acudido a comprar cocaína para seguir la fiesta.

El segundo de los procesados, de origen magrebí, ha sostenido que conocía a los otros dos acusados al convivir en el mismo barrio, y ha descartado cualquier responsabilidad al apuntar que él se había limitado a llevarlos en coche hasta la zona de las discotecas, sin intervenir más.

Respecto al hallazgo de restos de ADN en la ropa de la víctima, ha señalado que debió deberse a que fue él quien la sacó de su vehículo a la fuerza porque ella “estaba muy borracha”, y ha añadido que los otros dos acusados le han podido señalar porque le habían pedido trabajo en su restaurante y él se había negado a admitirlos. El tercero de los acusados, también de origen magrebí, se ha acogido a su derecho a no prestar declaración.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN